¿POR QUÉ BITCOIN SE PARECE AL ORO?

Bitcoin es una criptomoneda ideada en 2008 por Satoshi Nakamoto, pseudónimo utilizado por alguien que de momento se mantiene en el anonimato. Se basa en la gestión de un libro de cuentas común de todas las transacciones en Bitcoins mediante consenso de múltiples nodos, denominados mineros. Las transacciones ejecutadas en un determinado intervalo de tiempo se agrupan en un bloque de información que se enlaza al final de una cadena de bloques asegurada mediante técnicas criptográficas. Este mecanismo es Blockchain. Desde hace bastante tiempo muchos foros, noticias y expertos expresan su opinión acerca de esta criptomoneda y divulgan acerca del gran parecido que tiene con el oro (como reserva de valor).


¿Pero realmente se asemejan? Para poder responder esta pregunta hay que saber lo que respalda realmente a Bitcoin. Bitcoin es un protocolo que está respaldado por diversos elementos a tener en cuenta. El primero es que esta criptomoneda está respaldada por la criptografía y la matemática. Las criptomonedas no están sujetas a la disponibilidad de bienes físicos, como es el caso del oro, sino que utiliza una red distribuida y descentralizada que permite los pagos P2P, un sistema de verificación de transacciones que no necesita de terceras personas o entidades. Esta herramienta se llama blockchain y utiliza algoritmos matemáticos y un registro de contabilidad público para asegurar que cada transacción que se realiza es legítima y así evitar fraudes.

La mayoría de las criptomonedas son de código abierto. Esto es esencial, ya que permite a los usuarios estar seguros de que los creadores no añaden nada que les permitiría engañar al sistema. Además, Bitcoin tiene valor porque es útil como moneda de cambio. Esta crypto cumple con las características que necesita un valor para ser moneda; es duradero, es portable, es fungible, tiene escasez, divisibilidad y es aceptado como medio de pago en algunos lugares. Lo único que necesita y tiene Bitcoin es confianza y adopción para que este sistema perdure durante el tiempo.

El oro es poco práctico a la hora de utilizarlo como medio de pago y a su vez es muy difícil fraccionarlo para usarlo como moneda de cambio diario.

En el caso del oro se lleva utilizado como valor reserva hace más de 2000 años, pero cada año la oferta se amplía en un 1% o 2% debido a la difícil excavación del metal. Además, no se sabe la cantidad exacta de existencias que hay en el mundo. En cambio en Bitcoin, desde su creación se ha sabido la cantidad exacta de unidades (21 millones de Bitcoins). Este metal es muy difícil de falsificar pero es posible. Eso hace que cuando alguien quiere vender un anillo o cadena de oro tenga que ir a locales para verificar su autenticidad. Es más, los hay con distintos grados de pureza, para salvaguardar su valor y no engañar a nadie. Por el otro lado, es imposible falsificar o adulterar el Bitcoin. Y es fácilmente identificable. Algo que está muy a favor del Bitcoin como reserva de valor es que es digital, no requiere grandes gastos de custodia que a diferencia los bienes físicos. En el oro los efectos de red son inexistentes. El hecho de que más gente tenga oro no lo hace más útil, ni más valioso, ni genera mayor valor agregado. Con Bitcoin, pasa totalmente lo contrario, se cumple la ley de Metcalfe, que dice que toda red vale el cuadrado de la cantidad de miembros. Evidentemente, a mayor cantidad su valor se hace exponencial. ¿Crees que el Bitcoin suplantará al oro como reserva de valor o el oro seguirá teniendo el monopolio?


79 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

SÍGUE NUESTRAS REDES: 

Suscríbete para recibir noticias, promociones  y mucho más.

Aceptamos todos los medios de pago incluyendo tarjetas y criptomonedas

Copyright © 2021. Todos los derechos reservados